miércoles, 7 de noviembre de 2012

El moái bailón

  video
En el vídeo, 18 personas "pasean" a lo largo de varios metros una réplica de un moái (estatua de la Isla de Pascua) de 40 toneladas. De este modo prueban la hipótesis de los arqueólogos Carl Lipo y Terry Hunt que afirma que así era como los isleños de Pascua transportaron sus estatuas de la cantera donde fueron talladas, un cráter de un volcán extinto lleno de agua, a sus posiciones finales. De hecho, en el volcán Rano Raraku aún quedan 397 moáis en diferentes fases de acabado.

La teoría más aceptada por la comunidad científica (al menos, hasta ahora) defendía que los isleños hacían rodar las estatuas horizontalmente y sobre troncos.
Otra interesante teoría parte del descubrimiento del geólogo Charles M. Love. Él y su equipo excavaron secciones de las tres principales carreteras que sirvieron para transportar las gigantescas estatuas. Parte de estas carreteras fue excavada originalmente en el lecho de roca de la isla y, curiosamente, las carreteras no son planas sino que su sección muestra una forma característica en "V" o "U". Su anchura media es de 3,5 metros y se requiere un alto nivel de conocimientos en ingeniería. En algunos tramos, las carreteras están flanqueadas por líneas de rocas.
Pero lo más sorprendente es que esas rocas no están depositadas allí, sino encajadas en agujeros tallados en el lecho de roca que forma el suelo de la isla. Un detalle relevante es que este tipo de agujeros se da en los tramos en los que la carretera discurre cuesta arriba. Love especula con la posibilidad de que fueran colocados en esos lugares para acomodar algún tipo de mecanismo ideado para ayudar a mover las gigantescas cabezas de piedra y salvar desniveles que, de otra manera, requerirían un notable esfuerzo. Estos datos sugieren la utilización de máquinas complejas en la isla hace siglos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario